ACUPUNTURA HUMANA

La acupuntura consiste en la inserción de agujas muy finas en la piel en puntos estratégicos del cuerpo. La acupuntura; Es un componente clave de la medicina china tradicional, se utiliza con frecuencia para tratar el dolor. Por ejemplo, para manejar el estrés.

La medicina china tradicional explica la acupuntura como una técnica para equilibrar el flujo de energía o fuerza vital, conocida como «chi» o «qi», que se cree que fluye a través de canales (meridianos) en el cuerpo. Al insertar agujas en puntos específicos en estos meridianos, los acupunturistas consideran que el flujo de energía se reequilibra.

Por el contrario, muchos acupunturistas occidentales ven a los puntos de acupuntura como lugares para estimular nervios, músculos y tejidos conectivos. Algunos creen que este método estimula los analgésicos naturales del cuerpo.

La acupuntura se usa principalmente para aliviar las molestias asociadas con distintas enfermedades y trastornos, entre ellos:

  • Náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia y postoperatorios
  • Dolor dental
  • Fibromialgia
  • Dolores de cabeza, incluidos los dolores de cabeza por tensión y migrañas
  • Dolores en el trabajo de parto
  • Dolor en la región lumbar
  • Dolor de cuello
  • Artrosis
  • Dolores menstruales
  • Trastornos respiratorios, como rinitis alérgica
  • Codo de tenista

¿Existen riesgos al practicar la Acupuntura?

Los riesgos de la acupuntura son bajos si recurres a un acupunturista certificado y competente que use agujas estériles. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor y sangrado leve o moretones donde se insertaron las agujas. Las agujas desechables de un solo uso son ahora el estándar de la práctica, por lo que el riesgo de infección es mínimo.

Antes de someterte a un tratamiento de acupuntura, asegúrate de decirle al profesional de la salud:

  • Si tienes un trastorno de sangrado. Las posibilidades de presentar sangrado o hematomas debido a las agujas aumentan o si estás tomando anticoagulantes.
  • Si tienes un marcapasos. La acupuntura en la que se aplican leves impulsos eléctricos a las agujas puede interferir con el funcionamiento de un marcapasos.
  • Si estás embarazada. Algunos puntos de acupuntura están pensados para estimular el trabajo de parto, lo que podría desencadenar un parto prematuro.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.