Herbolaria

La Herbolaria es una disciplina que se ha practicado durante la época prehispánica. Hoy la herbolaria la podemos ver a distintos grupos de personas indígenas que siguen practicando y resguardando estos métodos que han demostrado ser efectivos al momento de tratar alguna enfermedad.

Sus sustancias medicinales utilizadas en la herbolaria son preparadas con diferentes hierbas que en pueden llegar a incrementar la efectividad de los tratamientos. Pero existen algunas plantas que al ser combinadas puede disminuir su efecto y aumentar un daño para la salud del paciente. Recordemos que la herbolaria se basa en la tierra, en el planeta y en la energía que poseen una gran variedad de plantas.

 
Herbolaria

¿Cómo es el tratamiento?

Dentro del mundo de la Herbolaria el tratamiento más común es mediante infusiones, vertiendo agua hirviendo sobre las hojas, raíces o planta a utilizar;  se suele recomendar que la sustancia obtenida sea tomada con frecuencia y después de cada comida para ver un resultado  certero y efectivo.

Beneficios

Con la gran variedad de plantas medicinales que ofrece la Herbolaria podemos tratar un sinfín de padecimientos y dolores que llegamos a tener:

  • Antiinflamatorias: Este tipo de plantas, sirven para aliviar tanto las inflamaciones internas (hígado o los riñones). Así como las externas (cuando afectan a la piel o a la musculación).
  • Antitérmicas: Cuando se tiene temperatura estas plantas sirven para controlarla y disminuirlas.
  • Diuréticas: Son de gran ayuda para la eliminación de toxinas, asimismo ideales en la retención de líquidos. No pueden faltar en casos de creatinina alta, o en dietas de adelgazamiento.
  • Sudoríficas: Tienen casi la misma función que las diuréticas, con la diferencia que éstas provocan un aumento del sudor.
  • Favorecen la evacuación de los intestinos, siendo ideales, por ejemplo, en casos de estreñimiento