El lavado de manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas y económicas para prevenir las enfermedades infecciosas, nosocomiales y mejorar la seguridad del paciente. Además de que es el conjunto de métodos y técnicas que remueven, destruyen y reducen el número de proliferación de los microorganismos en las manos.

La organización Mundial de La Salud, calculo que si médicos y enfermeras se lavaran las manos regularmente, durante su jornada de trabajo, se evitarían en todo el mundo 1.4 millones de casos de infecciones adquiridas en hospitales y otros centros sanitarios por día.

Es por ello que es necesario seguir exhortando a la población, así como al personal de salud, a conocer la técnica del lavado de manos, porque con esta labor conjunta se podría prevenir muchas enfermedades, infecciones y salvar muchas vidas.

Diariamente mueren 5 mil niños a causa de la diarrea, llamada ¨Enfermedad de las manos sucias¨ mayoritariamente en África y Asia. 

Para estos tiempos de pandemia que estamos viviendo en el mundo el lavado de manos es de suma importancia ya que nuestra buena higiene es primordial para nuestra salud, es por eso que les compartimos algunos pasos para el perfecto lavado de manos.

PASOS PARA UN BUEN LAVADO DE MANOS: 

  • Duración de todo el procedimiento: 20 – 30 segundos
  • Depositar en la palma de la mano una dosis de jabón suficiente para cubrir todas las superficies.
  • Roce las palmas de las manos entre si
  • Frótese  la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entre lanzando los dedos y viceversa.
  • Junte las manos entre sí, con los dedos entrelazados.
  • Ponga el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.
  • Con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo, atrapándolo con la palma de la mano derecha y viceversa.
  • Coloque la punta de los de dos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación y viceversa y enjuague.