wabbo

¿QUÉ ES LA MOXA O WABBO Y PARA QUÉ SIRVE?

Las moxas en puros de combustión normal están fabricadas con artemisa pura o con distintas plantas medicinales. El wabbo se utilizan para moxibustión indirecta y son la forma más tradicional de presentación de esta técnica.

Para su aplicación se enciende uno de los extremos del wabbo y se mantiene el puro encendido encima del punto a estimular a una distancia adecuada al calor que se quiere dar.

La moxa sirve para calentar puntos específicos de acupuntura con un puro hecho de Artemisa, al calentar los puntos específicos de acupuntura se tratan los síndromes de frío internos y puede aliviar síntomas como manos y pies fríos, malas digestiones, cansancio, anemia, frío en útero o frío en abdomen, al igual que se utiliza cuando existen dolores sean crónicos o agudos.

El frío nos encoge y bloquea el funcionamiento de algunos órganos. Pero si nos exponemos al calor del wabbo, estimulamos la energía vita.

TIPOS, USOS Y BENEFICIOS DEL WABBO.

Hay, básicamente, dos maneras de trabajar con el wabbo: la lana de moxa que se encuentra suelta y con forma de “puro” o de conos– y la moxa sin humo, que es carbón de artemisa más alguna resina para mantener su consistencia.

El humo que desprende la lana de moxa al quemarse, que tiene efectos beneficiosos, choca con la realidad de las consultas asépticas occidentales.

¿Qué beneficios aporta?

Como una terapia de calor puede ayudar a aliviar dolores musculares. Aplicada en los puntos correctos puede afectar también a dolores asociados a zonas más internas. En contraste con la acupuntura, con efectos similares, el efecto analgésico puede superar las 2 semanas de duración. Ayuda a tratar dolencias tan variadas como pueden ser, entre otras:

  • las articulares, como la artrosis o la artritis;
  • las dolencias por el frío, como la rigidez lumbar;
  • los dolores menstruales;
  • algunos problemas circulatorios

Incluso, en el caso de algunos embarazos, se ha observado que la aplicación de calor en cierto punto hace que el feto cambie de posición. Se ha utilizado en las semanas previas al parto, consiguiendo que el bebé adoptará la posición adecuada.

Cotiza una Moxa aquí ↓